Actualidad Recursos Mapa web Home E-mail
 
 
 

2006

   
Enero
Febrero
Marzo
Abril
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
Diciembre
   
 
 
 
   

2007

 

2008

   


 
 

 

FEBRERO, 2006

Bibliobús de Castilla-La Mancha

LOS CUATRO BIBLIOBUSES VARADOS DE CASTILLA-LA MANCHA

               

En Castilla-La Mancha hay cuatro bibliobuses de última generación, nuevos, a estrenar, pero con un futuro incierto. Los más recientes se recibieron en septiembre de 2005 y es el día de hoy que todavía no ha entrado en funcionamiento ninguno.

A pesar de los plazos contemplados en el Plan de Desarrollo del Servicio Bibliotecario Móvil , en cuyo seno se concibieron, carecen de colecciones, personal y, lo que es peor, de destino.

Cuando en 2002 tuvimos conocimiento del citado Plan, que pretendía la universalización del servicio de biblioteca pública entre los ciudadanos de Castilla-La Mancha, nos pareció tan sorprendente como brillante; y en poco tiempo pudimos comprobar cómo aquellos objetivos se iban logrando. Ahora, con el retraso considerable del Plan y estos cuatro bibliobuses en dique seco, la situación nos parece tan sorprendente como contradictoria.

La contradicción no se desprende únicamente del incumplimiento de un Plan que está funcionando por parte de la propia Administración autora del mismo, sino también de las propias palabras del Presidente de Castilla-La Mancha, Sr. Barreda, para el que la lectura es “...una inversión. No es un gasto, y desde luego lo que no es en ningún caso es un despilfarro” *

Castilla-La Mancha ha realizado un gran esfuerzo presupuestario y profesional para INVERTIR en el nivel cultural de sus ciudadanos. Lamentablemente, cuatro bibliobuses varados en la dejadez o en la incapacidad política sí son un DESPILFARRO siempre injustificable, más en una Comunidad pobre como ésta y más, si cabe, considerando que su ausencia grava a sus habitantes más desfavorecidos: la polación rural.

Quizá estemos asistiendo a un cambio de rumbo en la política bibliotecaria regional, sin embargo a los núcleos rurales, con una despoblación galopante, apenas les queda tiempo para nuevos experimentos, y menos aún cuando se están aplicando fórmulas, como los bibliobuses, de éxito reconocido tanto en sus niveles de calidad como en los de optimización del gasto.

Lo cierto es que si los cuatro bibliobuses estuvieran funcionando, ahora mismo Castilla-La Mancha  habría duplicado su volumen de prestación bibliotecaria en ese 4% de su población más privada de servicios. Los castellano-manchegos han de conformarse con la mitad mientras cuatro bibliobuses se pudren sin haber sido estrenados.

Ahora que está en boca de tantos buenos bibliotecarios elogiar el admirable espíritu de las Misiones Pedagógicas, no perdemos la esperanza de que estos bibliobuses no se echen a perder en el deterioro de cualquier estacionamiento, y de que se complete de una vez por todas el Plan de Desarrollo del Servicio Bibliotecario Móvil con la adquisición y puesta en funcionamiento de los cinco bibliobuses que todavía quedan pendientes, para conseguir el gran logro que sería una atención bibliotecaria de calidad sobre el 100% de los ciudadanos.

ADENDA. El problema encontró una solución a finales de 2006.

____________________

* Palabras pronunciadas en el acto de presentación del Plan de Fomento de la Lectura   2005/2010. En : Anaquel ; n. 30

 
 
La AsociaciónLos ProfesionalesLas Bibliotecas Móviles
ActualidadRecursosMapa webHomeE-mail